Cristales en Luna Llena

Cristales en Luna Llena

Hoy en la noche es Luna Llena, ¡así que recoge tus hermosos cristales y dales una limpieza! Cuando me refiero a los cristales, tu Gua Sha y los rodillos faciales están incluídos.

Debido a que los Cristales son herramientas que uso en mi práctica diaria de cuidado propio y en mi práctica para sanar a mis clientes, quise tomarme un tiempo para compartir con ustedes cómo los limpio cada mes y por qué es importante.

Existen muchas formas en que podemos limpiar los cristales. Una opción puede ser con el humo del Palo Santo o incienso, enjuagarlos con agua, el mar, o ponerlos en sal. Pero la forma más poderosa de hacer esto, en mi opinión, es asegurándome de que se bañen en la luz de la Luna Llena. (Si te pierdes la luna llena exacta, está bien. Ponerlos fuera la noche antes o la noche después de que la Luna esté llena también hace el efecto).

A lo largo de los años he realizado la práctica de trabajar con la energía profundamente restauradora de cada luna llena. Llevar mis cristales a este ritual mensual ha sido una excelente manera de asegurarme de que estén lo más enérgicamente claros posible. Lo crean o no, los cristales retienen la energía que reciben de nosotros y de su entorno, por lo que es una buena práctica purificar su vibración de forma regular, especialmente si uno los usa con frecuencia.

Mi forma favorita de limpiar cristales es con agua y luego trabajar con la energía de la luna llena. Esta es la forma más efectiva de darles una limpieza profunda de energía. Nosotros somos como nuestros cristales, para poder funcionar con nuestra vibración óptima, debemos cuidarnos constantemente. Antes de ponerlos en agua debemos asegurarnos de que sean compatibles con el agua ya que la Selenita y Malaquita no son y se dañan.

Así que antes de bañar a la luz de la luna a tus cristales, lávalos con un poco de agua purificada y luego sécalos y llévalos afuera, ponlos sobre la tierra para su baño de luna llena. Si no puedes colocarlos directamente en el suelo, cualquier superficie natural funcionará. Al día siguiente, déjalos cargar durante unas horas a la luz del sol de la mañana. Muchos cristales como Amatista, Aguamarina, Citrino, Fluorita, Cuarzo Rosa y Cuarzo Ahumado, por ejemplo, se desvanecerán con la luz solar directa, por lo que yo recargo mis cristales solo para la salida del sol y luego los meto de regreso a la casa.

Aquí les dejo los pasos que yo sigo para limpiar mis cristales en la luna llena:

  1. Lavarlos bien. Un simple enjuague bajo el grifo es suficiente. Si vives cerca del océano o de un arroyo, lo mejor es lavarlos allí.
  2. Pon tus cristales fuera. El momento ideal para sacarlos es justo después del atardecer. A mi me gusta enterrarlos, pero dejarlos sobre  el suelo también está perfectamente bien. Si esa no es una opción, colócalas cerca de una ventana donde obtendrán la luz directa de la luna.
  3. Conforme voy poniendo cada cristal en el suelo, nombro algo que quiero soltar o dejar ir. Uno puede nombrar lo mismo una y otra vez o elegir algo diferente con cada cristal. Es importante no mencionar mas de 5 cosas pues es demasiado y eso hará que disminuya nuestra vibración.  Recuerda que la claridad de intención es muy importante.Esta es una práctica de apoyo que ayuda a sellar lo que estamos listos para lanzar con esta luna llena.
  4. A la mañana siguiente los meto de vuelta a casa. Es bueno darles un pequeño reinicio con la energía del sol, pero no por mucho tiempo. Una vez que tengo todos mis cristales adentro, los cargo con mis intenciones. Esta es una de mis partes favoritas del ritual y es incluso más importante que nombrar lo que queremos liberar. Cargar cristales con nuestra energía los ayuda a mantenerse enfocados. Una vez que están cargados, es mejor no dejar que otros los manejen (a menos que estén cargados específicamente para trabajar con otra gente) ya que absorberán la energía de otras personas.Puedes cargar todos tus cristales de una vez imaginándolos empapados en energía curativa. También se pueden cargar individualmente o en grupos. Realmente depende cada persona, no hay una forma correcta o incorrecta de cargarlos, deja que tu intuición sea tu guía.
    • Aquí hay algunos ejemplos de lo que estoy planeando para este ciclo:
      • Cargar el cuarzo rosa con amor para apoyar mi relación conmigo misma.
      • Las piedras que uso con los clientes se cargarán para intensificar sus propiedades curativas.
      • Cuarzo ahumado con energía para ayudarme a permanecer en tierra durante la transición a una nueva temporada.
  5. Cierra el ritual. Me gusta cerrar el ritual de limpieza y carga con oraciones de agradecimiento. Un simple agradecimiento a la Madre Tierra por las formas en que apoya nuestra vida y un reconocimiento humilde a los cristales por todo el trabajo que realizan. Reconocer todos los elementos que se unieron para hacer que estas herramientas de curación sella sus vibraciones de curación y nos recuerda que debemos permanecer concentrados en lo que más importa para nuestros corazones. Después de dar las gracias, quemo un poco de palo santo para traer más energía positiva y así cerrar el ritual.
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *